La función de Notario Público se encuentra regida por las normas establecidas en el Título XI párrafo 7 artículos 399 al 445 del Código Orgánico de Tribunales.
Son funciones del Notario, entre otras, las contenidas en el artículo 401 del código señalado y que se expresan a continuación:

  1. Extender los instrumentos públicos con arreglo a las instrucciones que, de palabra o por escrito,
    les dieren las partes otorgantes;

  2. Levantar inventarios solemnes;

  3. Efectuar protestos de letras de cambio y demás documentos mercantiles;

  4. Notificar los traspasos de acciones y constituciones y notificaciones de prendas que se les solicitaren;

  5. Asistir a las juntas generales de accionistas de sociedades anónimas, para los efectos que la ley o reglamento de ellas lo exigieren;

  6. En general, dar fe de los hechos para que fueren requeridos y que no estuvieren encomendados a
    otros funcionarios;

  7. Guardar y conservar en riguroso orden cronológico los instrumentos que ante ellos se otorguen, en forma de precaver todo extravío y hacer fácil y expedito su examen;

  8. Otorgar certificados o testimonios de los actos celebrados ante ellos o protocolizados en sus registros;

  9. Facilitar, a cualquiera persona que los solicite, el examen de los instrumentos públicos que ante ellos se otorguen y documentos que se protocolicen;

  10. Autorizar las firmas que se estampen en su presencia o cuya autenticidad les conste;

  11. Las demás que les encomiende las leyes.